marzo 05, 2010

en busca del amor...


"Ángeles Caídos" de Wong Kar-wai. En una ciudad tan cosmopolita como Hong Kong en donde constantemente se interactúa con muchas personas tanto en el ámbito público como privado, cinco personajes tratan de escapar de su soledad buscando incesantemente el amor por esos breves momentos de calidez y bienestar que proporciona su búsqueda, para luego quedarse sólo con el recuerdo, el cual les hablará de aquél breve instante en que fueron felices, porque “nada es inmutable” y “todas las memorias son restos de lágrimas”, testimonio de lo que se escapó, de aquello que no terminó de ser, de un momento que llegó, o demasiado pronto, o demasiado tarde, o no atinó a llegar, porque el amor es percibido como una anhelada utopía, y como tal se vislumbra inalcanzable, aunque ello no frene a los personajes en continuar su búsqueda alentados por los breves momentos felices que se encuentran en el trayecto. Lo importante no es la meta sino el camino lleno de vivencias efímeras de felicidad que conduce a ésta.

La marcha nunca se aminora, y después de cada experiencia sólo nos encontramos con nosotros mismos, a causa, precisamente, de nosotros mismos. Cito a Meister Eckhart: “la culpa de la perturbación, no la tienen los modos [de proceder] ni las cosas: quien te perturba eres tú mismo a través de las cosas, porque te comportas desordenadamente frente a ellas”.
Al final sólo estamos nosotros con aquellas memorias de felicidad que logramos experimentar en el camino.

El personaje de Michele lo entiende y así lo manifiesta cuando al final del filme reflexiona al respecto y comparte sus pensamientos con el espectador al decir, con voz en off:

"-Cuando me voy a retirar le pido que me lleve a casa.
Hace mucho que no ando en motocicleta, de hecho hace mucho que no estoy tan cerca de un hombre.
El camino no es tan largo y sé que pronto me bajaré.
Pero siento tanto calor en este momento…"

["-I’m about to leave, I ask him to take me home.
I haven’t ridden pillion for a long time nor have I been this close to a man in ages.
The road home isn’t very long and I know I’ll be getting off soon.
But at this moment, I’m feeling such lovely warmth."]


"Ángeles Caídos" (Duo luo tian shi) de Wong Kar-wai es una joya de asombrosa belleza, y como algunos otros de sus filmes es pura poesía.

6 comentarios:

Mar dijo...

Veo que no actualizas desde Marzo... tendré que disfrutar sólo de lo que has dejado atrás :_

Yebeny dijo...

He descubierto tu blog por casualidad y llevo dos días disfrutándolo de principio a fin, me encanta! espero que actualices pronto, gracias por tus palabras!
Saludos

Anónimo dijo...

Seguía tu blog desde el inicio. Me gustaría enterarme si tienes algún blog alterno. Sería bueno volver a leerte.
saludos

jAz dijo...

Gracias.

Envíame un email: caotico.suceso@gmail.com

Anónimo dijo...

Por casualidad y curiosidad empecé a leer algunos de tus posts, pero veo que actualmente ya no escribes aquí, ¿tienes cuenta en twitter?, deberías escribir #microrelatos.

saludos.

marcela dijo...

Vuelve a escribir sobre lo que amas, te sigo y espero tus entradas.
Un abrazo